Cuando el cáncer deja de ser “de uno” para ser “de toda la familia” (Mutación CDH-1)
Publicado el Blog

¡Hola de nuevo! Por fin vuelvo, pero para hablar de cosas que no son precisamente lo más agradable que me haya pasado en la vida…

Recordáis que en su día hablé de María, mi hermana. Continúa luchando como una campeona. En navidades nos volveremos a ver 🙂

También recordáis que el cáncer que tiene María es el mismo que tuvo mi madre, por lo que se abrió la posibilidad de ser algo genético, y en efecto, los resultados así lo confirmaron. También conté (veo que cuento muchas cosas) cómo viví yo el proceso desde que me sacaron sangre para el estudio hasta que me dieron el resultado. Efectivamente, tuve la suerte de que salí negativo en esa mutación.

Pero la cosa no se quedó ahí…

A lo largo de estos meses han ido saliendo resultados de más familiares, y además de los de mis hermanos, han salido los de primos y tíos que han ido dando positivo. Las indicaciones de los médicos son siempre las mismas: si das positivo en la mutación CDH1, se recomienda hacer gastrectomía total. Pues hoy vengo a explicar un poco en qué consiste esa mutación, y por qué una decisión “tan drástica” para quien no está en esa situación, es la luz al final del túnel del que sí vive en sus carnes esta experiencia.

Mutación CDH1: 

Hay varias webs que explican mejor que yo esto, pero hablando desde la visión de persona no sanitaria, lo que sucede es lo siguiente: Un gen que se llama E-cadherina se encarga de muchas cosas, entre ellas de codificar una proteína supresora de tumores. Es decir, que hace que las células del estómago no crezcan con libre albedrío, sino que vayan en consonancia con las funciones que les corresponde desempeñar. Digamos que es la profesora que se encarga de guiar una clase para que los alumnos aprendan la lección de hoy. Este gen mutado, por lo tanto, deja de hacer esa función, por lo que las células del estómago tienen vía libre para hacer lo que les de la gana. Digamos que llega la profesora a clase a diario diciendo: “niños, haced lo que queráis mientras no me molestéis en mi hora de siesta”. Difícilmente se conseguirá el objetivo de que esos alumnos aprendan la lección. Ni la de hoy ni la de nunca. Y lo que un día empieza siendo “una situación de excepción”, termina siendo una anarquía desorganizada.

Por este motivo las células desembocan en un Carcinoma Difuso, que es un tipo de cáncer que tiene células tumorales de todo tipo (de ahí el “difuso”). Volviendo al ejemplo, diríamos que los alumnos han ido creciendo en libre albedrío y cuando llegan a adultos unos se dedican a robar, otros a matar y otros a jugar al póker con el dinero del vecino. Comprenderéis que así no hay quien conviva, ¿no? Pero la cosa no queda ahí. Cuando un médico dice al paciente “te voy a hacer una gastroscopia para mirar si tienes algo en el estómago”, NO VE NADA. Todo está en orden. Ese cáncer es tan puñetero que está escondido, y aparentemente el estómago está de maravilla. Por eso la importancia de tomar biopsia, porque sólo el microscopio va a poder revelar la realidad de esas células. Volviendo a mi ejemplo favorito, es como si todos esos alumnos convertidos en delincuentes buscasen trabajo y se presentaran en traje y corbata a la entrevista. O el entrevistador acude a otras fuentes para recoger más información sobre su persona (preguntar a la familia, al confesor, solicitar antecedentes penales, etc), o no sabe realmente qué perfil está contratando. Este ejemplo es muy ilustrativo, pero nada que tenga que ver con la realidad.

Continuamos: El médico digestivo tiene los resultados del estudio genético (que te da positivo) y te dice que “tengas o no tengas el cáncer ahora mismo, te recomiendo quitarte el estómago (gastrectomía)”. Volviendo al colegio, se recomienda una especie de masacre: terminar con todos los alumnos que no tienen un profesor que haya orientado las sesiones correctamente (insisto en que es un ejemplo ilustrativo, nada cercano a la ética humana). ¿Por qué? Porque esos alumnos (seguramente no todos, pero sí un gran número de ellos), si luego entran en contacto con el resto de la sociedad la van a corromper, y tendrán hijos que directamente nacerán corruptos, y se pasarán al país vecino a corromperlo hasta que la sociedad mundial se autodestruya. Así que “muerto el perro se acabó la rabia”.

Teniendo en cuenta que hablamos de células, y no de personas, es comprensible que recomienden una gastrectomía profiláctica, puesto que quitándote una parte de tu cuerpo salvas tu vida entera. Aquel que no se ve en la situación puede pensar “pero ¿no es mejor ir controlándolo con gastroscopias, tomando biopsia?”. Eso lo hemos pensado todos, y voy a explicar por qué no:

En el ejemplo del colegio, digamos que (para evitar prejuicios sociales voy a poner lugares que no existen) ese colegio está en Gondor. Pero claro, cuando van a mirar los médicos si todo va bien o no, toman una muestra de Rohan, otra de La Comarca, otra de Isengard y otra de Lórien. Para ese médico todo estará en orden, pero en realidad no es así. Y dentro de seis meses, cuando tengas la siguiente gastroscopia, los de Gondor habrán avanzado hacia todos esos territorios y puede que hayan tenido tiempo de sobra para conquistar la Tierra Media de manera irreversible (y más si son liderados por Aragorn, hijo de Arathorn). Por lo cual, en este caso la prevención sigue siendo un riesgo.

Conclusión: Persona a la que se le detecta la mutación genética CDH1, se le sugiere gastrectomía profiláctica para pasar de un 80% de riesgo de desarrollar un Carcinoma Difuso Hereditario, a un 0%. ¿Quién va a negarse a esto? Yo desde luego no.

 

¿Pero se puede vivir sin estómago?

Pregúntaselo a los caballitos de mar ;). Por supuesto que se puede. No es un camino fácil, ya que el cuerpo pierde un órgano importante y ha de acostumbrarse a su nueva configuración, porque las funciones del estómago ahora las tiene que asumir el intestino. ¿Pero a quién le importa habiéndose salvado de algo tan peligroso? El primer obstáculo suele ser un “bonito” Síndrome de Dumping. Aquí el apoyo familiar es esencial. Imprescindible. Luego existen diversas posibles complicaciones, pero ninguna de ellas es comparable con el Carcinoma que se han evitado. Puesto que la vitamina B12 y el hierro se absorben principalmente en el estómago, es importante recibir inyecciones (al menos de la B12) mensuales. Y así, un sinfín de controles. Toda esta información se encuentra muy bien explicada en la web de la ACCGG, Asociación Contra el Cáncer Gástrico y Gastrectomizados, fundada recientemente y donde aquel que lo necesite puede encontrar apoyo y ayuda.

 

Ahora mismo mi familia se está enfrentando a una situación tan nueva como desconocida. Sólo conocemos las consecuencias de no prevenir esto, y desde luego nadie quiere pasar por ellas. La gastrectomía es LA oportunidad de vivir, por ahora. Es necesario que se investigue para que la generación de nuestros hijos no pasen por esto, y puedan llevar una vida normal.

Si habéis llegado hasta aquí, muchas gracias. A mí no me ha tocado, pero me veo en la obligación de involucrarme y difundir en la medida de mis posibilidades sobre esta cuestión. Ahora me doy cuenta de que el mundo, la sociedad en general, no somos X-men, pero sí somos mutantes 😉

 

 

Links consultados y de interés:

https://www.ivami.com/es/pruebas-geneticas-mutaciones-de-genes-humanos-enfermedades-neoplasias-y-farmacogenetica/1804-pruebas-geneticas-cancer-gastrico-difuso-gen-cdh1

https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/sindrome-dumping

www.accgg.es

https://vivirsinestomago.wordpress.com/

http://lavidasinestomago.blogspot.com/

Aún no hay reseñas.

Deja un comentario

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Cesta de la compra